Fono: +56 32 221 1639

Corporación Santiago Wanderers de Valparaíso

CAMPEONES: Wanderers volvió a quedarse con el título de Copa Chile después de 56 años

lunes 13 de noviembre, 2017

Compártelo »

La emoción era desbordante en dos regiones de la larga franja que compone el territorio nacional. Santiago Wanderers tuvo que trasladarse más de 600 kilómetros al sur para encontrar lo que hasta entonces era un esquivo éxito. Y hasta Concepción llegaron más de diez mil hinchas repartidos en cerca de 48 buses. En Valparaíso, otros miles se mantenían al tanto de lo que sucedía en el Bío Bío. Los caturros fueron fieles a sus jugadores. Y los jugadores a la promesa de dejarlo todo en la cancha.

Quizás la célebre frase del recordado Julio Martínez, “Justicia Divina”, resuma el desenlace del partido que definió al campeón de la Copa Chile 2017. Porque el partido enfrentaba a dos cuadros con realidades distintas, con el Decano en el papel del más afligido. Y en su centenaria historia, Wanderers tenía costumbre de sufrir. Pero había llegado el turno de festejar.

En el césped penquista, el premio a la insistencia de los dirigidos por Nicolás Córdova llegó a los 34 minutos, cuando de un rebote en el área César Cortés dirigió un centro a la zurda de Enzo Gutiérrez, la que terminó enviando el balón al fondo del arco de la Universidad de Chile. Los porteños estaban convencidos de que al final del camino hallarían la máxima gratificación.

Por eso, al segundo tiempo continuaron con ataques directos al pórtico de Jhonny Herrera e imponiendo presión a su rival. A los 51′, Luis García recuperó la posesión en el segundo cuarto de cancha, se acomodó y disparó rasante. El golero frenó el remate, pero Jean Paul Pineda estuvo mucho más atento a la jugada que los defensas, aprovechó el rebote y anotó con facilidad el 2-0. La fiesta caturra estaba casi consumada.

Pero hubo más. Una falta sobre Luis Pavez, quizás el más incisivo en el área rival, fue sancionada por Eduardo Gamboa con la pena máxima. El goleador de la tarde, el trasandino Enzo Gutiérrez, se ubicó detrás de la pelota. Pateó con seguridad, burló al arquero y anotó el tercero (71′). Santiago Wanderers ya era el campeón de Chile.

Tras el tanto, apenas la U respondió con un remate de David Pizarro que, con un poco de ayuda del vertical, se coló en el arco defendido por un sólido Gabriel Castellón (73′). Pese a la ventaja, los pocos minutos en el reloj y el dominio que había ejercido durante el encuentro, los porteños hicieron un notable esfuerzo físico por resguardar el marcador. Santiago Wanderers quería la copa. Y la consiguió.

Después de 97 minutos de contienda, el pitazo final de Gamboa desató la fiesta en las gradas del imponente reducto sureño. El escenario era similar en Valparaíso: miles de hinchas entonaban al unísono el himno del club y se conmovían con la hazaña. Después de 56 años, Wanderers volvió a sentarse en el olimpo.

Prensa Corporación Wanderers/Hugo Reyes F.
Correo electrónico: corporacionwanderers@gmail.com
Facebook: /CorporacionSW
Twitter: @CorporacionSW
Instagram: @corporacionwanderers